¿Qué diferencia hay entre la separación y el divorcio?

Hay muchas veces que por mucho que lo intentemos, la llama del amor se apaga y se llega a la decisión de poner fin al matrimonio. Una de las preguntas que más nos hacen nuestros clientes cuando vienen al despacho a contarnos que quieren terminar con su relación es; ¿Qué diferencia hay entre la separación y el divorcio? 

La mayoría de personas que quieren terminar su relación no saben que diferencias existe, por ello, en nuestra primera visita explicamos a nuestros clientes sus diferencias y valoramos, según las circunstancias personales, qué es lo más recomendable en cada caso.

En el post de hoy, vamos a intentar aclarar estos dos conceptos tan importantes para que tengáis más claro que implica la separación legal y el divorcio.

La separación

En la separación hablamos de un cese efectivo de la convivencia entre ambos cónyuges, pero no hablamos de una disolución del matrimonio como tal. Por ello, tras una separación, no podremos contraer nuevo matrimonio con otra persona dado que el vínculo matrimonial sigue existiendo.

Cuando se produce una separación se disuelve el régimen económico matrimonial haciendo una liquidación y reparto de todos los bienes existentes en común. Deberemos tener en cuenta si el matrimonio estaba en régimen de gananciales o de separación de bienes. En Catalunya, en caso de que los cónyuges no hayan dicho nada al respecto mediante capitulaciones matrimoniales, estaremos ante un régimen de separación de bienes.

INFORMACIÓN INTERESANTE
¿Qué son los gastos extraordinarios en la pensión alimenticia?

Asimismo, si se produce una separación y existen menores en común, deberemos regular mediante un plan de parentalidad todas las cuestiones referentes a los hijos (guarda, potestad parental, régimen de visitas, pensión de alimentos, etc..).

Un procedimiento de separación puede realizarse mediante la vía del mutuo acuerdo o bien, por vía contenciosa donde será el Juez quien acabe decidiendo. Posteriorente, si los cónyuges quieren, finalmente, divorciarse, podrán hacerlo en un nuevo procedimiento.

El divorcio

A diferencia de la separación, cuando se tramita un divorcio hablamos de una disolución del matrimonio, efectivo y real y por tanto, definitivo. En estos casos, los ex-cónyuges podran contraer nuevo matrimonio civil.

Igual que sucede en la separación, se debe proceder a la liquidación de los bienes que se tengan en común en función del régimen económico matrimonial.

A su vez, y en caso de tener hijos en común, se deberan regular todos los aspectos relavantes de los menores, igual que se ha explicado en el apartado anterior.

Este procedimiento puede realizarse de mutuo acuerdo por los cónyuges mediante la realización de un convenio regulador, o bien, de manera contenciosa realizando un juicio y dejando la decisión en manos de un tercero, el juez. No es necesario pasar primero por una separación para poderse divorciar. Hoy en día, la ley nos permite iniciar un procedimiento de divorcio de manera directa.

INFORMACIÓN INTERESANTE
¿Puedo validar mi Sentencia de divorcio extranjera en España?

¿Me puedo reconciliar?

En caso de que iniciemos un procedimiento de separación, ya sea de mutuo acuerdo o contencioso, ambos miembros pueden tomar la decisión de volver y reconciliarse. De esta manera, unicamente deberemos de comunicar dicha reconciliación al Juzgado que conoció de nuestra separación.

En cambio, en al ambito del divorcio, la figura de la reconciliación no existe, de manera que para volver con esa persona, deberemos casarnos de nuevo y volver a crear un vínculo matrimonial.

A pesar de que con el divorcio se permite volver a contraer un nuevo matrimonio, éste deberá ser civil si ya se contrajo matrimonio católico. Para poder volver a casarte por la iglesia, deberas solicitar la nulidad de tu primer matrimonio.

 

Conclusiones

Cuando se produce una ruptura, solemos hablar de una separación o un divorcio de una manera indistinta, pero lo cierto es que estamos ante dos palabras que no quieren decir lo mismo.

Su característica más destacada es que en la separación el vinculo matrimonial no se rompe y en cambio, en el divorcio si. Por ende, la separación permite una reconciliación mientras que el divorcio exige un nuevo matrimonio.

En cualquier caso, para tomar una correcta decisión, es indispensable estar informados y asesorados por abogados especialistas en separaciones y divorcios. De esta manera, conseguiremos escoger la vía más adecuada a cada familia según sus circunstancias personales.

INFORMACIÓN INTERESANTE
¿Quién se queda la casa en una ruptura matrimonial?

 

 

Abrir chat