El acoso laboral o mobbing: tipos, consecuencias y cómo denunciarlo

En este post os vamos a contar uno de los riesgos y afecciones más comunes que sufren los trabajadores, el acoso laboral o el mobbing. Un reciente estudio apunta a que un 15% de los trabajadores en España sufren o  han sufrido en algún momento de su vida, algún tipo de acoso laboral.

Por todo ello, vamos a ver, exactamente, qué es el mobbing, que tipos de acoso existe y que consecuencias puede suponer, sobre todo, para el trabajador.

 

¿Qué es el mobbing?

Según la Unión Europea podemos definir el mobbing como “un comportamiento negativo entre compañeros o entre superiores e inferiores jerárquicos a causa del cual el afectado es objeto de acoso y ataques sistemáticos durante mucho tiempo, de modo directo o indirecto, por parte de una o más personas, con el objetivo de hacerle el vacío”.

Es decir, se tratan de todas aquellas acciones o comportamientos encaminadas a degradar, intimidad y/o vejar a un trabajador con la finalidad de perjudicar su clima laboral y empujarle a dejar el trabajo, coger la baja etc.

La manera más habitual de conseguir este acoso laboral es a través de insultos, amenazas, humillaciones, aislamiento del resto de compañeros, difamaciones, etc.

 

Tipos de mobbing laboral

Existen varios tipos de mobbing en el ámbito laboral, entre otros, los más comunes y habituales son los siguientes:

Mobbing vertical

Dentro del mobbing vertical encontramos dos subcategorías, dependiendo de si el acoso se produce por un rango jerárquico superior o inferior.

  • Mobbing ascendente que se produce cuando uno o varios subordinados atacan o acosan a un superior. Por ejemplo, cuando unos trabajadores acosan a su superior o responsable.

Este tipo de mobbing no suele ser muy común dado que los trabajadores suelen tener miedo a que el mismo tome represalias contra ellos.

  • Mobbing descendente que se produce cuando un superior o responsable hace uso de su posición de poder para abusar y acosar a un subordinado, es decir, a un trabajador.
INFORMACIÓN INTERESANTE
¿Puedo cobrar la pensión de viudedad si estoy divorciado?

Este tipo de mobbing es mucho más frecuente que el anterior y se suele dar con frecuencia. También lo podemos llamar bossing.

Mobbing horizontal

Este tipo de mobbing suele ser bastante común dentro de las empresas. Consiste en que el acosador y la víctima se encuentran en la misma categoría profesional o nivel jerárquico, es decir, no existe jerarquía o superioridad.

Estamos ante un mobbing que se da entre compañeros de trabajo, ya sea dentro o fuera del mismo departamento.

Mobbing de dirección

Tal y como el propio nombre dice, este tipo de mobbing o acoso laboral se da por la dirección de la propia empresa.

Este tipo de acoso se utiliza para fomentar el miedo y aumentar la productividad de la propia empresa o bien, para prescindir de trabajadores poco receptivos o que no se ajustan a las necesidades o expectativas de la empresa.

Suelen utilizar amenazas de despido a los trabajadores para a conseguir sus objetivos.

 

¿Qué consecuencias tiene el mobbing para las víctimas?

Las consecuencias del mobbing laboral pueden ser diversas y dependiendo del tipo de personalidad, actitud, etc. que tenga la víctima puede provocar:

  • Consecuencias laborales: la consecuencia más inmediata es que la víctima que sufre mobbing abandone su puesto de trabajo y, como consecuencia, tenga problemas en encontrar o incorporarse en nuevos puestos de trabajo.
  • Consecuencias sociales: las víctimas de acoso laboral suelen dejar de lado su vida social encerrándose en si mismas, aislándose del mundo. Dejan de hacer las cosas que hacían antes, dejan de ver a sus amigos y de frecuentar aquellos sitios habituales.
  • Consecuencias familiares:en la mayoría de ocasiones, las víctimas de mobbing no explican su situación y su sufrimiento laboral a la familia o a sus seres más allegados por sentimiento de vergüenza o de culpa. Todo ello provoca que las relaciones familiares y personales se vean afectadas, dado que las víctimas de acoso suelen tener en casa cambios de actitud o humor repentinos, comportamientos extraños y retraídos.
  • Consecuencias psicológicas:el mobbing, normalmente, deteriora y perjudica la fortaleza mental de las personas que lo sufren. Los síntomas más comunes son el estrés, la ansiedad, la depresión, el aislamiento, etc.
  • Consecuencias de salud:las víctimas de mobbing puede tener dolores estomacales, intestinales o cefaleas provocadas por el estrés y ansiedad que sufren en el entorno laboral.
INFORMACIÓN INTERESANTE
Ampliar permiso de maternidad en familias monoparentales ¿es posible?

¿Puedo coger la baja por acoso laboral?

Efectivamente, si el acoso laboral sufrido por la víctima, llega hasta el punto de afectar, seriamente, a tu salud, estabilidad emocional y psicológica, debes acudir al médico de cabecera para solicitar la correspondiente baja laboral.

Han existido varias dudas sobre si la baja por acoso laboral era una contingencia común o una contingencia profesional. Pues bien, el Tribunal Supremo, ha definido a las bajas por mobbing laboral como contingencias profesionales.

Por ello, una persona que se encuentra de baja por mobbing laboral cobrará el 75% de la base reguladora, desde el primer día de la baja.

Aun así, debemos estar a lo que establezcan los convenios colectivos correspondientes, ya que, en algunos casos, se puede llegar a cobrar el 100% de la base reguladora.

Puede suceder que el motivo de la baja sea por ansiedad, depresión o estrés en vez de por mobbing, sin embargo, existe la opción de poder demostrar que todo ello es causa del hostigamiento causado por el acoso en el trabajo y así, conseguir esa contingencia profesional.

Para ello, nos deberemos dirigir al INNS, ya que este es el organismo encargado de dictar la resolución y hacer el cambio de contingencia.

 

Cómo denunciar el mobbing o acoso laboral

Probablemente, lo más complicado para una persona que está siendo víctima de mobbing laboral, es denunciarlo y ponerlo en conocimiento de las correspondientes autoridades. Aun así, debemos hacerlo y debemos denunciar esta situación.

INFORMACIÓN INTERESANTE
Pensión de viudedad en parejas de hecho: requisitos, beneficiarios y extinción

El primer paso para denunciar el moobing o acoso laboral es, dirigirnos a la directiva de la empresa y comunicar la situación de acoso que estamos sufriendo para que la misma empresa tome las medidas y soluciones pertinentes.

En caso de que la empresa, no tomara las correspondientes acciones, podemos acudir a las siguientes vías:

  • Vía penal: consiste para que el acosador pueda recibir “su castigo” atendiendo al delito previsto en el artículo 173.1 del código penal. Así mismo, también podemos solicitar una indemnización por daños y perjuicios.
  • Vía laboral: es adecuada cuando la propia víctima quiere irse de la empresa y, por tanto, extinguir su contrato cobrando el paro y una indemnización.
  • Vía administrativa: esta vía se reserva para aquellos casos en que la víctima sea un trabajador de la administración pública.

Conclusiones sobre el acoso laboral

El mobbing o acoso laboral es un conjunto de conductas y acciones destinadas a difamar, vejar e intimidar a un trabajador para perjudicar su entorno laboral.

Este tipo de acoso puede provocar problemas de salud, psicológicos, laborales e incluso, familiares.

Es importante que, sea cual sea, el tipo de mobbing que estés sufriendo lo denuncies, en primer lugar, a la propia empresa y en segundo lugar, ante las autoridades penales y/o laborales correspondientes.

Para más información, contacta con nuestros abogados especializados en derecho laboral y te asesoraran, guiaran y ayudaran en este proceso.

 

+ posts

- Abogada colegiada n. 2.674 del Il.lustre Col.legi d’Advocats de Terrassa.
- Graduada por la Universidad Autónoma de Barcelona en 2017.
- Master en derecho de familia y sucesiones por el Il.lustre Col.legi d’Advocats de Barcelona.
- Cofundadora y socia de Verum Advocats.